INVERSIONES.

Que son las inversiones Inmobiliarias?

Las inversiones inmobiliarias son aquellas que tiene que ver con activos no movibles, específicamente en edificaciones y terrenos. A este tipo de actividad se le conoce como bienes raíces y su comercio reside en hacer transacciones de compra, venta y alquiler de este tipo de espacios. Inversiones inmobiliarias

 

En ese sentido, este tipo de inversión se puede hacer desde tres perspectivas: Construcción, intermediación y adquisición para comercializar.

 

La primera tiene que ver con la construcción  de los espacios arquitectónicos, esto implica todo el proceso relativo a la construcción del bien inmueble. Mientras que la segunda es más del tipo comercial, ya que quienes intermedian (agentes inmobiliarios o brokers) colocan en el mercado los bienes raíces ya construidos, es decir, hacen coincidir a compradores y vendedores en un punto de negociación y del resultado positivo, de ello los agentes inmobiliarios o brokers obtienen comisiones.

 

Por último está la adquisición para comercializar. En esta las personas compran el bien inmueble, posiblemente hagan una que otra reparación o adecuación de la propiedad, para entonces hacer negocios con ellos, ya sea en venta o alquiler.

 

Cada una de estas perspectivas de inversiones inmobiliarias puede ser altamente rentable,  sin embargo, no requieren del mismo monto de capital, ni tienen el mismo enfoque de negocios.

 

Quienes construyen tiene sobre sus hombros la responsabilidad de llevar a cabo el proyecto, y este tipo de acciones de inversión tienden a requerir de capitales altos. De igual manera, quienes adquieren inmuebles para comercializar; ya que tienen que primero comprarlo y luego promover en el mercado de inmuebles. Mientras que en el caso de quienes intermedian esencialmente su inversión es, en algunos casos, adquirir los derechos de comercialización, y la gestión operativa de ventas.

 

¿Vale la pena hacer inversiones inmobiliarias?

 

En ese sentido, y tomando las distintas implicaciones de las perspectivas que existen las inversiones inmobiliarias; la pregunta que entra en escena es: ¿Vale la pena hacer este tipo de inversiones? Y la respuesta es SI.

 

Construir, intermediar o bien adquirir un bien raíz para luego comercializarlo puede representar un negocio rentable. Sin embargo es un mercado que requiere de Cuatro aspectos importantes: Tiempo, Paciencia, Perseverancia y Asesoría experimentada.

 

Esto a razón de que lo que se está comercializando, aún sea una necesidad, son bienes que implican una erogación de dinero relativamente importante. Es decir, quien se torne en el cliente final de este bien, habrá de asumir (en muchos casos) un préstamo hipotecario que le tomará entre 15 y 30 años de su vida cumplir dicho acuerdo financiero. Por lo tanto, no estamos hablando de carros o bicicletas, sino bienes de cierta envergadura. Mientras que si es para alquiler, inciden otros factores como, precio, localidad, espacio, etc.

 

Recomendaciones

 

Tome en cuenta el tipo de enfoque que va a asumir (Construcción, intermediación o adquisición para comercialización) para entonces determinar el tipo de capitalización que va a utilizar, y la expectativa de retorno en dicha inversión.

 

Inversiones inmobiliarias

 

Este tipo de negocio, dependiendo del enfoque, apela a la plusvalía en el tiempo de la inversión inmobiliaria. Esto quiere  decir que en la medida en que pasa el tiempo el valor del bien tiende a incrementar, por lo tanto, esto puede representar un beneficio adicional. Sin embargo, hay que tomar en cuenta la devaluación del dinero en el tiempo. Por lo tanto, es recomendable buscar asesoría con firmas de intermediación o agentes inmobiliarios para tantear el ritmo del mercado en el tipo de bien raíz en el cual se piensa invertir; y así determinar si es favorable dicha inversión.

 

Si es nuevo(a) en el tema de inversiones inmobiliarias documéntese y hurgue información de este tipo de mercado. Cada sector productivo tiene su nivel de complejidad y no todo el mundo tiene la capacidad de asumirlo de la manera correcta. Por lo tanto, la invitación es a iniciar el proceso de familiarización entrando como agente inmobiliario, o bien subcontratar, en caso de poseer el bien inmueble, este tipo de servicios para que sea gestionado por algún tercero(a).

 

Por último es importante resaltar, aunque son casos inusuales, que no siempre un bien raíz adquiere valor en el tiempo. El mercado puede sufrir algún tipo de retracción, desequilibrio o situación de anomalía que afecte el valor de las inversiones inmobiliarias. Por lo tanto, se hace necesario tener la pericia del mercado para identificar posible situaciones adversas.

Creado por WebImaginationRD